Si usted es un editor que se preocupa por la monetización de su sitio web, sin duda siempre debe vigilar sus ingresos publicitarios. A veces al mirar su informe de anuncios, es posible que note una caída en sus ingresos, y seguramente se pregunte: «¿Por qué han disminuido mis ingresos publicitarios?». En este post intentaremos responder esta pregunta.

Resumen

Por qué caen los ingresos publicitarios

Los ingresos por publicidad pueden caer por varias razones. Si desea identificar el problema, debe comenzar por evaluar la duración de esta tendencia negativa. Si la caída es solo temporal puede deberse a variaciones estacionales. Si la caída dura más, probablemente se deba a problemas estructurales en su sitio web, o quizás a elegir la métrica incorrecta para evaluar el rendimiento de su anuncio. Cualquiera que sea el problema, vale la pena intentar resolverlo y mejorar sus ingresos publicitarios.

Variaciones estacionales

Una posible causa de una caída en sus ingresos publicitarios podría estar relacionada con las variaciones estacionales. En períodos específicos del año los ingresos publicitarios crecen o disminuyen debido a una multitud de factores, como las tendencias comerciales o las estrategias de gasto publicitario.

Estas fluctuaciones son absolutamente normales y, dado que son estacionales, son muy fáciles de identificar. Normalmente, cuando las marcas planifican su estrategia publicitaria, dividen el año en cuatro trimestres: enero-marzo, abril-junio, julio-septiembre, octubre-diciembre. El primer y tercer trimestres suelen ser aquéllos en los que los editores obtienen menores ingresos, mientras que el segundo y, más aún, el cuarto trimestre son los más rentables para los editores.

En el primer trimestre (Q1), los ingresos disminuyen por dos razones. Primero, los consumidores a menudo no están dispuestos a gastar mucho dinero después de Navidad. En segundo lugar, las marcas suelen utilizar este período para lanzar nuevas estrategias de marketing, productos o campañas publicitarias. Las marcas comienzan este proceso gastando presupuestos reducidos y comprando algunos espacios publicitarios para realizar pruebas iniciales, que luego se utilizarán para ajustar la estrategia publicitaria. Esto conduce a una caída en los ingresos de los editores justo después de fin de año, que es un período muy rentable, como veremos a continuación.

Entre abril y junio (segundo trimestre), las cosas cambian. Después de las pruebas iniciales realizadas en el primer trimestre, las marcas ahora están listas para invertir más dinero en anuncios. Además, en algunos casos, el final de junio corresponde al final del año fiscal, lo que requiere que las marcas gasten todo su presupuesto antes de fin de mes. Esto se traduce en más ingresos para los editores.

El tercer trimestre (Q3) es similar al primero: nuevo semestre, nuevas estrategias. Además, las marcas tienden a gastar menos en este período para mantener sus presupuestos de los últimos meses del año. En muchos países, el tercer trimestre también coincide con los meses de verano, cuando mucha gente está de vacaciones y los negocios están más tranquilos, algo que también puede afectar el gasto.

Finalmente, el período comprendido entre octubre y diciembre (cuarto trimestre) es cuando se realizan la mayoría de las compras, debido a la Navidad y el Black Friday. Por lo tanto, las marcas intentan maximizar su visibilidad gastando más dinero y comprando más anuncios. Por esta razón, este es el período del año en el que los editores obtienen los mayores ingresos publicitarios.

¿Cuál es la mejor métrica para medir los ingresos publicitarios?

Usar una buena métrica es clave para medir sus ingresos publicitarios. De hecho, algunas métricas son más efectivas que otras para proporcionar una imagen fiable del rendimiento de monetización de un sitio web.

A menudo los editores utilizan CPM (costo por mil impresiones) para evaluar los ingresos por publicidad. Hacen esta elección principalmente por conveniencia, ya que esta es la métrica más utilizada por los anunciantes (de hecho, expresa «costo», no «ingresos»). CPM representa el precio que paga una marca para comprar un bloque de anuncios específico. Sin embargo, un CPM alto no siempre implica que un sitio web esté bien monetizado. Una marca que paga un CPM alto pero solo ocupa el 50% del inventario disponible puede generar menos ingresos para el editor que otra marca que paga un CPM más bajo pero con una «tasa de relleno» más alta.

Como comentamos en un post anterior, la mejor métrica para medir los ingresos publicitarios es Session RPM (ingresos por mil sesiones), esto es cuánto gana un editor con mil sesiones en su sitio web (una sesión es un conjunto de interacciones de usuario en un sitio web, en un período determinado).

El RPM de sesión es una métrica fiable porque a diferencia del CPM, tiene en cuenta la visibilidad real de los anuncios. Además, ofrece una imagen amplia de los ingresos publicitarios porque va más allá del valor económico de los bloques de anuncios individuales. Finalmente, esta métrica no está influenciada por factores externos más estrictamente relacionados con el número de sesiones en las que se visualiza el sitio web. De hecho, el número de sesiones puede depender de factores como el contenido, la distribución y el SEO. Por otro lado, el RPM de sesión no considera el número absoluto de sesiones, reflejando exclusivamente el efecto de la monetización y la estrategia de experiencia del usuario.

¿Cómo puedo mejorar mis ingresos publicitarios?

Si está utilizando una métrica fiable y la caída en sus ingresos publicitarios no es estacional sino duradera, entonces probablemente haya algunos problemas estructurales con su sitio web. En este caso debe evaluar el diseño de su sitio web, la experiencia de usuario y sus bloques de anuncios.

Por ejemplo, puede haber un problema con la visibilidad de los anuncios. De hecho, la eficacia de un anuncio depende de su posición en el sitio web. En general, cuanto más se vea una unidad en una página web, es más probable que los usuarios la noten y hagan clic en ella. Si la posición de un bloque de anuncios no es óptima, ese anuncio tendrá poca visibilidad y, por lo tanto, los anunciantes estarán menos dispuestos a comprarlo.

Como explicamos en otro post, la visibilidad puede mejorarse de muchas maneras. Por ejemplo, los bloques de anuncios se pueden colocar en partes claramente visibles del sitio web, como en el área «above the fold» (la mitad superior de la página). Incluso la forma del bloque de anuncios es importante: normalmente, las unidades verticales son más visibles que las horizontales. Y no olvidemos el dispositivo utilizado para abrir el sitio web, porque el mismo bloque de anuncios podría tener una visibilidad diferente cuando se accede desde escritorio o desde un dispositivo móvil. Podría ser conveniente desarrollar páginas que respondan a los dispositivos móviles y que cambien de tamaño según el dispositivo.

Si bien la visibilidad de los anuncios es importante, los editores también deben tener en cuenta la experiencia del usuario de un sitio web. La experiencia del usuario es de gran importancia por al menos dos razones. Primero, ofrecer una experiencia positiva debe mantener al usuario en el sitio web y hacer que regrese en el futuro. Por el contrario, elegir bloques de anuncios intrusivos o de gran peso que tengan efectos negativos en la velocidad de carga podría hacer que el usuario salga de la página web rápidamente, incluso antes de que la página esté completamente cargada y los anuncios se vean. En segundo lugar, Core Web Vitals de Google se basa en la experiencia del usuario. Como mencionamos en un post anterior, las Core Web Vitals son métricas que Google usa para evaluar la experiencia del usuario de los sitios web. Cuando se encuentran estas “señales de calidad”, Google otorga a los sitios web una mejor clasificación en su motor de búsqueda, lo que aumenta las posibilidades de que se encuentre el sitio web y de que se vean sus anuncios.

¿Cómo encontrar el equilibrio adecuado?

Encontrar el equilibrio entre maximizar los ingresos publicitarios y ofrecer una experiencia de usuario positiva no siempre es fácil. Es por eso que Clickio ofrece a los editores digitales una solución integral para la monetización, con acceso a múltiples partners de demanda y pruebas A / B automatizadas para ayudar a encontrar el equilibrio adecuado.

Haga clic aquí para obtener más información.