Google anunció su adherencia al Marco de Transparencia y Consentimiento (TCF) v2.0 de IAB Europa el 15 de Agosto del 2020, integrando así sus sistemas de anuncios con este estándar de privacidad de datos. En esta publicación, descubriremos las consecuencias de esta integración y en particular, qué cambios implica para los editores.


Índice


¿Qué es TCF v2.0 de IAB?

Tras la implementación de RGPD (conjunto de reglas que armoniza y fortalece la protección de datos para las personas en toda Europa) en 2018, IAB Europa desarrolló el «Marco de Transparencia y Consentimiento«, un estándar para recopilar fácilmente el consentimiento de los usuarios y compartirlo con el resto de la cadena de suministro. Al aplicar este marco, los editores pueden informar a sus usuarios sobre qué datos se recopilan, qué proveedores los van a utilizar y por qué. Para cada uno de estos elementos, los usuarios pueden dar o negar su consentimiento, y su elección se puede compartir con otros actores del mercado publicitario. Desde el 15 de agosto de 2020, existe una nueva versión del marco de trabajo, denominada TCF v2.0: entre sus principales actualizaciones, existe la posibilidad de que los usuarios autoricen o denieguen el consentimiento, así como de ejercer el “derecho a oponerse” a que sus datos sean procesados.

Puede encontrar más información sobre qué es el Marco de Transparencia y Consentimiento v2.0 y por qué es importante para el RGPD en este post del blog.

Google se une a TCF v2.0 de IAB. ¿Qué significa esto?

Tras participar en el grupo de trabajo TCF v2.0 con IAB Europa, Google decidió adoptar el nuevo marco e inició el proceso para integrar sus sistemas de anuncios con el estándar de IAB. ¿Qué significa esto? Como explica el propio Google: «Comenzaremos a leer y pasar la cadena TC para todas las solicitudes de anuncios», comprobando si la cadena cumple con los estándares TCF v2.0.

Qué cambia para los editores

Esta integración se aplica a los espacios publicitarios de todos los editores que utilizan Google para monetizar sus sitios web y aplicaciones. Por tanto, es necesario asegurar que las cadenas sean, de hecho, compatibles con el marco. Es importante que los editores verifiquen la forma en que actualmente obtienen el consentimiento para el uso de datos.

Para ayudar a los editores en este proceso de verificación, a partir del 15 de agosto de 2020, Google les ofrece un llamado «período de gracia» de 90 días. Durante este tiempo, los editores pueden verificar que su implementación de TCF v2.0 funciona correctamente y, si fuera necesario, abordar cualquier problema no resuelto.

Cómo funciona el período de gracia de 90 días de Google

Así es como funciona el período de gracia de 90 días de Google: Primero, Google notifica a los editores sobre posibles errores en la cadena TC asociada a su sitio web o aplicación, mediante el envío de un informe de los errores detectados durante los últimos 7 días. Luego, los editores tendrán un período de gracia de 90 días para resolver estos errores y configuraciones incorrectas. El período de gracia variará según el tipo de error detectado.

Hay 5 tipos diferentes de períodos de gracia:

  • Período de gracia 0: ocurre cuando los editores han configurado mal sus CMP y no han podido enviar una cadena TC válida.
  • Período de gracia 1: cuando hay fallos significativos en la cadena TC.
  • Período de gracia 2: cuando los editores integrados con TCF v2.0 antes de que Google se hubiera incluido en la lista de proveedores globales de IAB. En este caso, Google requiere que los editores vuelvan a obtener el consentimiento.
  • Período de gracia 3: cuando las cadenas de TC incluyen alcance global y alcance fuera de banda.
  • Período de gracia 4: cuando un usuario ha optado por la Función Especial 2 o el editor trabaja con proveedores que están registrados para la función especial 2.

Para cada uno de estos problemas, Google requiere acciones específicas. Consulte nuestro artículo de la Base de Conocimientos para obtener más información sobre los posibles errores y cómo resolverlos.

El apoyo adecuado

Es fundamental que los editores cuenten con el soporte adecuado para navegar esta transición, con soluciones que les permitan cumplir plenamente con el RGPD de una manera fácil y flexible. Clickio es uno de los primeros socios en ofrecer una solución de gestión de consentimiento, Clickio Consent Tool, que puede establecer flujos de trabajo de consentimiento de forma rápida y sencilla, y que cumple totalmente con el estándar de IAB. Clickio está oficialmente registrado como Proveedor de Gestión de Consentimiento de IAB, y se encuentra entre los primeros CMP en pasar todos los controles de conformidad para el Marco de Transparencia y Consentimiento (TCF) v2.0.

Si desea obtener más información sobre la herramienta de consentimiento de Clickio, visite este sitio web o contáctenos.